lunes, 4 de agosto de 2014

NOS VAMOS DE VACACIONES


Por fin llegó el mes de Agosto,  y como todos los años, volamos y cerramos por unas semanas el blog para recargar pilas, y volver en Septiembre repletos de nuevas ideas y recetas. 

Este año lo haremos además con algunas novedades, que estamos preparando con mucho cariño, y que esperamos que os gusten y os permitan disfrutar de este rincón aun mas y mejor.

Entre tanto aprovechad al máximo vuestro tiempo libre, que el año es largo. Disfrutad de la naturaleza, viajes, familia, amigos...., que ya sabéis que yo haré lo propio. Y para los que tengáis que permanecer trabajando este mes, os dejo con el recetario amplio de buenas propuestas de "Sweet & Sour", para que pongáis en práctica vuestro lado mas cocinillas.

Sed felices y...... a disfrutar. Nos vemos en Septiembre.

VIRGINIA

viernes, 1 de agosto de 2014

POLOS BISCUIT DE "PIE DE LIMA" CON GALLETAS "MARÍA"


Un pecado y de los grandes¡¡¡¡ Así definiría yo a estos polos, que mas que polos son casi un helado o mejor dicho, un biscuit en toda regla. Adictivos totales. Si queréis un consejo, no dejéis de prepararlos, serán la sensación del verano.

Son cremosos a mas no poder, nada de polo de hielo, por eso los he llamado Polo-Biscuit. La cobertura de galleta le da el punto crujiente.  En cuanto al sabor tienen el punto ácido pero elegante de la lima, y un punto dulce maravilloso que le da la leche condensada. Ojo no prescindáis de la pizca de sal, acentúa los sabores de este helado y de que manera.



A primera vista cuando lo preparas da la sensación de que será un polo de hielo mas, con buen sabor, pero polo de hielo al fin y al cabo. Pero cuando añades el ácido del zumo de lima, esa crema liquida se convierte en segundos en una crema espesa y sedosa maravillosa, que lo mismo lo puedes utilizar para estos polos, que mantecar en la heladera y convertirlo en helado, que utilizarla para rellenar unas tartaletas o cuidado..... disfrutarlo a cucharadas y quedarte sin tus polos. En cualquier caso es como si realmente estuvieses disfrutando de un pie de lima en toda regla. 

El único inconveniente por decir alguno, el desmoldado, que resulta tan cremoso que cuesta que conserven la forma. Por lo demás facilísimos y de puro vicio.

Vamos con la receta:


INGREDIENTES: ( Para 6-7 polos)



- 400 ml de Leche condensada (1 lata pequeña)
- 250 ml de Nata para montar.
- 3/4 cup de zumo de Lima.
- 2 cucharaditas de ralladura de lima.
- 1 pizca de sal (imprescindible).
-  250 gr. de galletas María trituradas.

PREPARACIÓN:


En un bol mezclamos la leche condensada, la nata, la sal.


Ahora le toca el turno a la ralladura de lima. Batimos bien hasta integrar.


Añadimos el zumo de lima y mezclamos. En unos segundos pura magia, ese liquido un tanto cremoso se transformará por efecto del ácido, en una crema sedosa y densa maravillosa...


 Llevamos a los moldes y dejamos congelar.



A la hora de la presentacion, sacamos unos 5 minutos antes, lo justo para que el polo se despegue de las paredes del molde... 

Trituramos las galletas de forma grosera y rebozamos nuestros polos en las galletas trituradas.



 De pecado, pero mortal.

A disfrutar.

VIRGINIA

miércoles, 30 de julio de 2014

GRISSINIS ROBATA de Hierbas Aromáticas, Sésamo Negro y Pimiento de Espelette.


Este mes en Bake The World viajamos a Italia, y de la mano de unos palitos de pan, los Grissinis, cuyo origen se encuentra en Turín, capital del Piamonte.

Los Grissinis son unos palitos de masa de pan a la que generalmente se le añade aceite en su elaboración y que los Italianos disfrutan con el antipasto. Su origen se cree que se remonta a 1679, cuando debido a la delicada salud del Rey Vittorio Amadero II, que no podía digerir la parte blanda del pan, el panadero de la Corte Antonio Brunero, bajo las indicaciones médico Theobald Pecchio inventó este alimento. 

Estos palitos no solo resultan mas digestivos, sino que además se mantienen en buen estado mas tiempo. Por supuesto el éxito fue absoluto en poco tiempo. Y ojo que entre los fans de estos bastoncillos nos encontramos al mismísimo Napoleón Bonaparte que llegó a crear una linea de autobús Turín-París, especialmente dedicada al trasportes de estos bastoncillos que denominó "petitts bâtons de Turin".

Hay varios tipos de Grissinis, el mas antiguo y común es el "Robata" que significa enrollado, preparado a mano, con sus nudos característicos, y que alcanza una longitud de entre 48 y 80 cm. Es el que prepararemos nosotros hoy.

Posteriormente ya en el siglo XVIII se introdujo la mecanización (palitos de pan planchada) lo que permitía una mayor largura y un mayor crujiente de estos panes.


La receta que hemos seguido en nuestro caso ha sido, con alguna pequeña modificacion, la de especialisima panadera catalana, Anna Bellsolá, quien me consta pasó una larga temporada a la sombra de un panadero Italiano. Así que me ha dado las garantías suficientes para obtener unos grissinis en toda regla.

Tan solo he modificado o mas bien suprimido el segundo tiempo de levado, que no me ha sido necesario ni para el leudado de la masa, ni para obtener elasticidad en el enrollado y posterior alargado.

Como no queríamos unos grissinis excesivamente largos, hemos optado por darles la longitud del alcho de la placha unos 40 cm, me resultan mas manejables. ¿o no?

Se trata de un pan sencillo de elaboración, sin bigas ni prefermentos, con una masa agradable de trabajar, ni floja ni dura, y que se puede amasar perfectamente con el amasado tradicional. Si bien al incorporar el aceite desde casi un inicio, el gluten lleva mas tiempo para desarrollarse. Lo mas complicado el dar forma a cada bastoncillo, pero eso la practica.

Vamos con la receta que es de lo mas sencilla:



INGREDIENTES:

Para la masa: (Para unos 45-50 grissinis de unos 40 cm c/u)

- 300 Gr de Harina panadera.

- 175 ml de agua a temperatura ambiente
- 50 ml de aceite de oliva virgen extra.
- 2 gr. de Levadura seca o 6 gr de levadura fresca.
- 5 gr. de sal.

Para la decoración:

- Aceite de Oliva Virgen Extra para barnizar.
- Semillas de Sésamo Negro, Pimiento de Espelette,Hierbas provenzales y Sal de Especias "Los Frutos Sabrosos",.

PREPARACION:

En el bol la KA mezclamos todos los ingredientes secos, harina, levadura seca y sal con la pala a velocidad 1. Con el motor en marcha vamos añadiendo poco a poco el aceite y el agua mezclamdos. Mezclamos a velocidad 2 hasta que obtengamos una masa homogenea con la que se forme ya una bola.

Cambiamos por el gancho amasador y amasamos unos 12 minutos. Paramos el motor y comprobamos si la masa pasa la prueba de la membrana, esto es si el gluten se ha desarrollado como debe. Si no es así cubrimos la masa y la dejamos reposar 10 minutos. Durante ese tiempo la masa se "autoamasará". Transcurrido este tiempo amasamos de nuevo otros 10 minutos y comprobamos. Si la masa no pasa la prueba de la membrana, repetir el reposo y el amasado.


Si lo hacemos con el método tradicional, en un bol grande tamizamos todos los ingredientes secos, hacemos un hueco en el centro y añadimos el agua y el aceite mezclado. Mezclamos con la mano hasta obtener una bola de masa homogenea. Amasamos durante unos 15 minutos de la forma tradicional, doblando la masa sobre si para atrapar aire y haciendo girar en cada ocasión un cuarto de vuelta. Cubrimos y dejamos reposar 10 minutos, repetimos la operación hasta que la masa pase la prueba de la membrana.

Una vez correctamente amasada nuestra masa, la damos forma de bola y la llevamos a un bol ligeramente aceitado. Cubrimos y dejamos reposar de 1:30 a 2 horas.



Transcurrido este tiempo, dividimos la bola en dos. Obtendremos dos porciones de masa de unos 250 gr. cada una. Cubrimos la parte de masa con la que no vayamos a trabajar, con el fin de que no se nos seque.

Precalentamos el horno a 180ºC, calor arriba y abajo y cubrimos dos bandejas de horno con papel de horno.

Vamos ahora a darles forma a nuestros grissinis.

Con las manos vamos aplastando la porción de masa, y dándole forma rectangular. Pasamos finalmente el rodillo sin presionar en exceso, no queremos papel de pergamino. Como de unos 0,3-0,5 mm de grosor, dependerá de lo gruesos que los queramos. Si queremos bastoncillos gruesos, dejaremos la plancha mas gruesita, y si los queremos finitos la aplanaremos mas.

El rectángulo deberá tener al menos unos 30 cm de largo. No olvidemos que nuestros grissinis serán tan largo como el ancho de la bandeja de horno y aun tenemos que retorcerlos y estirarlos. 

En mi caso me quedó un rectángulo como el que véis en la imagen. Y os tengo que reconocer que con ese grosor los grisinnis iniciales salieron mas bien delgaditos. El siguiente lo dejé ligeramente mas gruesito y me gustó mas.



Con ayuda de un cortapizzas o de un cuchillo afilado y en mi caso ayudada de una regla (que nunca falta en mi cocina), vamos cortando tiras como de 0,8-1 cm de anchura, todas iguales. Nos saldrán unas 20-22 tiras de cada porción de masa, con estas dimensiones.

Con mucho cuidado despegamos cada tira de masa y sobre una superficie no enharinada la hacemos rodar suavemente con los dedos de la mano. Sin aplastarla, sino redondeándola finamente y alargándola hasta la longitud de nuestra bandeja de horno.

Tradicionalmente se estiran y retuercen sujetándolos entre los dedos pulgar e índice, pero después de varias pruebas, el método que os cuento me ha resultado el mas rápido y el que me da mejores resultados.

Este retorcido de la masa tiene la finalidad de dar mas tenacidad y resistencia a la masa y hacerlos mas crujientes.


Los vamos colocando unos al lado de los otros, rectos. Los pincelamos con un poco de aceite de oliva y los podemos dejar así o cubrir al gusto. 


En nuestro caso unos los cubrimos con Pimiento de Espelette, otros con Sésamo Negro y otros con hierbas provenzales. 


Llevamos al horno a media altura durante unos 20-25 minutos, hasta que comiencen a estar ligeramente dorados.


Si nos han quedado mas bien gruesos, dejamos algo mas de tiempo y cubrimos con papel de aluminio. Al finalizar la cocción dejamos enfriar unos minutos en el horno apagado y al sacarlos llevamos a una rejilla con el fin de que el aceite de sobrante en la bandeja no los humedezca.


Una vez fríos guardamos en caja de lata.

Servimos como tentempié, o como aperitivo, como hicimos nosotros el otro día, con unos frutos secos y un buen vermouth negro a la sombra del limonero.


Consejos:

- Para que las semillas o hierbas no se pierdan tras la cocción y queden mas adheridas, yo os recomiendo que al hacer rodar el bastoncillo de masa coloqueis en la superficie las hierbas o semillas que queráis añadir como decoracion a vuestros grissinis. 

Otra opcion es justo antes de finalizar el amasado, dividir la masa en tantas opciones de añadido como queráis y añadirlas a la masa.

- He observado que si los palitos los hacemos inicialmente muy delgados, luego quedan mas crujientes. Para conseguir ese punto crujiente en los mas gruesos, simplemente alargar el tiempo de horneado y cubrirlos con papel de aluminio para que no se nos quemen. 

Otro truco es apagar el horno con los bastoncillos en su interior para que la humedad se evapore y una vez fuera del horno a la rejilla directamente para que no se nos humedezcan con el aceite que pudiera quedar en la bandeja de horno.

VIRGINIA

sábado, 26 de julio de 2014

MEJILLONES AL VAPOR CON "NOILLY PRAT" Y VINAGRETA PICANTE.


¿Quién no disfruta con un buen aperitivo fresquito en estos días de calor? La verdad es que del aperitivo, hay que ser sincero, se disfruta todo el año, que bien entra, si señor. Pero para ser sinceros estos días de verano, al menos en casa lo disfrutamos doblemente, porque al placer de picotear cositas ricas preparadas con mucho cariño y en buena compañía, se le suma un calorcito y un buen tiempo que al menos aquí en el Norte nos da vida¡¡¡

Hoy el plato que os traigo os lo presento en forma de aperitivo, pero en casa nos gusta disfrutarlo muchas veces como plato en la mesa, porque los mejillones, o "mojojones" como de siempre se han llamado en los hogares bilbainos, son de esos productos que siendo baratos, sin grasa y cargados de minerales resultan de lo mas económicos y muy versátiles.

Para mi los mejores los gallegos, con un sabor que difícilmente encuentras en los importados. Las aguas frías y con corrientes de la costa Atlántica gallega, si bien retrasan su crecimiento, les dan un sabor inigualable. Es cierto que en aguas mas cálidas crecen rápidamente, pero ese crecimiento rápido les priva del sabor de nuestros mejillones gallegos.


Desde mi mas temprana adolescencia, solíamos viajar mucho a Galicia, principalmente a la zona de Rias Baixas, donde tenemos amigos. Algunos de ellos tienen depuradoras de marisco o conserveras, pero los hay también que tiene bateas, esa especie de plataformas marinas que cuando viajáis a la zona veréis agrupadas en las entradas de las Rías y en las zonas cercanas a la costa , así que he tenido la suerte de estar encima de una de ellas y conocer de primera mano el cultivo del mejillón.

De esas plataformas cuelgan unas cuerdas largas y gruesas, donde se "planta" la semilla de mejillón que se recoje previamente en las rocas de las costas, tan solo en los mejores sitios. Tras unos meses, mas largos en Galicia que en otras partes del mundo, porque como os digo, aquí las aguas son frías, bravas y con corrientes, se izan esas cuerdas con grandes grúas, pues el peso que alcanzan es importante, y se recoje el mejillón.

De allí a la cooperativa, a la depuradora para finalmente acabar en las conserveras o en nuestros mercados.


Un producto como digo barato y muy sabroso. que si resultase mas caro, lo consideraríamos producto de lujo, pero como resulta que es barato no le damos en muchas ocasiones la importancia debida. Eso si a la hora de elegirlos, elegid los que resulten pesados, lo que significa que estarán bien llenos y por supuesto desechad los que presenten conchas rotas, esos están muertos y no se abrirán.

Es precisamente en estos meses de verano cuando el  mejillón se encuentra en su mejor estado para el consumo. Así que aprovechemos y disfrutemos de platos con productos de temporada a buen precio.


Hoy los hemos preparado al vapor con una vinagreta de mostaza picantita. Me gusta darle un pelín de alegría de vez en cuanto. Pero en lugar de utilizar vino blanco, albariño o un txakoli para abrirlos al vapor, lo hemos hecho con un Vermouth que se produce en Marsella, el Sur de Francia, Noilly Prat. Este vermouth tiene la particularidad que una vez pasado a la barrica, se trasladan a unas segundas barricas que se sacan literalmente a la calle, y se mantienen a la intemperie durante aproximadamente una año, para que el sol y el salitre del mar le den ese sabor característico, ya que precisamente son esas alteraciones de las condiciones consideradas óptimas de conservación las que le conceden ese sabor especial. A los tres años se le enriquece con aguardiente y la mezcla secreta de hierbas.

Vamos con la receta que es de lo mas sencilla:


INGREDIENTES: (Para 4 personas)

- 1 kg de mejillones gallegos.
-  Vermouth "Noilly Prat"
- 4 Tomatitos cherry bien rojos y firmes.
- 1 cebolleta fresca picada en brunoisse.
- Perejil picadito muy fino.

Para la vinagreta de mostaza picante:

- 4 cucharadas de vinagre de vino de Jerez.
- 12 cucharadas de aceite de oliva virgen Extra.
- 1 cucharada de Mostaza "A la Ancien".
- Una pizca de cayena molida (al gusto).
- Sal y pimienta recien molida.
- Agua de la apertura de los mejillones.

PREPARACIÓN:

Comenzamos limpiando nuestros mejillones, la tarea mas laboriosa, pero se hace rápido. Con un cuchillo tiramos de las barbas hacia la punta siempre para no desgarrar el mejillon, y las arrancamos. Ahora con un cepillito o unas nanas metálicas, bajo el chorro del grifo los frotamos bien y retiramos los restos de algas que hayan quedado adheridos a la concha.


Para cocinarlos al vapor, ponemos una olla al fuego, con un culín de Noilly Prat. Sobre esta olla colocamos el cestillo de vapor, en su interior los mejillones y los cubrimos. En unos minutos los mejillones con el calor se irán abriendo. Estad atentos, porque una vez que se abran los retiraremos con una espumadera a un bol. No debemos dejarlos mas tiempo del necesario o quedarán acorchados y estropearemos el plato y la calidad del producto. Reservamos.



Si no disponemos de olla de cocción al vapor, los cocemos en la misma olla cubiertos o en una sartén con el Noilly Prat hasta que veamos que se han abierto. 


Preparamos la vinagreta picante de mostaza:


Para ello picamos en brunoisse el tomate y la cebolleta. Reservamos.

Mezclamos en un bol la sal y la pimienta con el vinagre, el aceite y la mostaza. Emulsionamos bien. Añadimos la punta de cayena molida y comprobamos si el punto es el que nosotros queremos, sino un pelín mas de alegría en forma de aun poco mas de cayena¡¡¡¡ 


Añadimos una o dos cucharadas del agua que ha soltado el mejillon al cocer al vapor, colada para retirar impurezas. Eso le dará a la vinagreta el sabor a mar y el punto de Noilly Prat bien sabroso.

Mezclamos el tomate y cebolleta con la vinagreta de mostaza para que se integre todo bien.

Servimos los mejillones regados con la vinagreta y espolvoreados con perejil picado. No dejéis lejos la botella de Noilly Prat, que acompañará a las mil maravillas este plato sencillo, economico y sabroso.


 A disfrutar.

 Consejos:

- Si no vamos a comer los mejillones según llegan a casa del mercado, los pasaremos por el grifo de agua fría, empaparemos un trapo con agua fría, y los podremos en un bol en la nevera bien cubiertos por ese trapo húmedo.

Fotos de la costa de Isla y Noja (Cantabria).

VIRGINIA

viernes, 18 de julio de 2014

HAMBURGUESA "HINDÚ" DE POLLO Y ESPINACAS CON SALSA CURRY


¿Quien ha dicho que todas las hamburguesas engordan y son "fast food"? Esta que hoy os traigo tiene 0% materia grasa, ya que está preparada a base de carne de pechuga de pollo con espinacas, y por muy rara que os pueda parecer la mezcla resulta terriblemente sabrosa y sobre todo jugosa. El principal problema que podeis tener es que al moldearla os de complicaciones, porque como os digo, resulta tan jugosa por la aportacion de las espinacas que olvidas que no lleva grasa.

Es por tanto una "hamburguesa para todos los publicos" ya que la pueden disfrutar tanto las personas con problemas de dieta o con colesterol alto. De hecho si tenéis a lam esa algún amigo musulmán o Indio, os resultará una hamburguesa que también podréis serviles a ellos, ya que como sabéis los Hindús no pueden comer carne de vacuno y son muy vegetarianos, y los musulmanes tienen prohibida la carne de cerdo.

Tan solo tendréis que pedir al carnicero que os pique las pechugas en la maquina, si no disponeis en casa de un accesorio picador de carne, y luego picar vosotros las hojas de espinacas frescas, yo en mi caso con la Thx.


La hamburguesa la hemos acompañado además con una salsa de curry que está para empezar y no parar. Esta está preparada con mayonesa de salsa base y pasta de curry, pero si la queréis hacer mas light os propongo sustituir la mayonesa por yogurt o queso light.

Para el bollito hemos utilizado los bollos de pan caseros que vimos con ocasión del bocata de sardinas agridulce, pero en lugar de con tooping de semillas de amapola con un tooping de pipas de calabaza.

Vamos con la receta:


INGREDIENTES:

Para las hamburguesas de pollo:

- 1 kg de pechugas de pollo limpias de grasa.
- 250 gr. de hojas de espinacas frescas trituradas. (Podeis sustituir por espinaca triturada congelada y bien escurrida).
- 1 huevo 
- 1 yema de huevo.
- Sal y pimienta recien molida.

Para la salsa de curry:

- 150 gr. de mayonesa.
- 1 cucharadita rasa de curry en polvo.
- 1 cucharada de pasta de Curry.
- 2 cucharadas de zumo de Limón.
- Un puñado de hojas de ciclantro picadas

Para el montaje:

- 6 Bollos de Pan caseros, o  Panes de Hamburguesa
- 1 Berenjena a la plancha.
- Hojas variadas de lechuga.
- 1 Tomate fresco en rodajas.
- 6 Lonchas de Queso cheddar

PREPARACION:

Comenzamos preparando las hamburguesas de pollo y espinacas:



Picamos las pechugas o pedimos al carnicero que lo haga por nosotros.

En bowl grande mezclamos la carne de pollo y las hojas de espinacas trituradas hasta conseguir una mezcla homogenea.

Sal pimentamos y añadimos el huevo y la yema de huevo que es lo que le dará un poco de consistencia.

Ayudados por un molde de hamburguesas retiramos porciones de masa de unos 150 gr. y las vamos dando forma. Para que no se nos rompan yo las suelo colocar con unos circulos de papel de horno o film hasta que las llevo a la plancha.

Preparamos la salsa de curry:



En un bowl mediano mezclamos bien la mayonesa y la cucharadita de curry. Añadimos la cucharada de pasta de curry y volvemos a mezclar hasta obtener una crema homgenea. Por ultimo añadimos el zumo de limón y el cilantro bien picadito. Reservamos en el frigo hasa el momento de utilizar.

Vamos con el montaje de la hamburguesa:

Calentamos una sartén antiadherente o una plancha con un culín de aceite de oliva. Asamos la hamburguesa por una de sus caras, un par de minutos a fuego algo y luego otros 4 a fuego medio. Damos la vuelta y repetimos la operación. Un minuto a fuego alto para sellar la carne y otros 3 o 4 para terminar de cocinar.

Apagamos el fuego y colocamos la loncha de queso cheddar sobre la hamburguesa para que se vaya deshaciendo con el calor restante.

Mientras se cocina la hamburguesa asamos unos circulos de berenjena a la plancha.


Lista la hamburguesa y la berenjena, abrimos los panecillos y en la misma sartén que hemos cocinado la hamburguesa tostamos los panes por el lado de la miga.

Repartimos un par de cucharadas de salsa de curry en cada lado de la miga.

Colocamos en el pan de la base un par de rodajas de berenjena, una capa de lechugas variadas y una rodaja de tomate fresco. Sobre ella la hamburguesa con el queso semifundido. Cerramos con pan tostado e impregnado generosamente de salsa curry.



Servimos de inmediato acompañada de una cerveza fresquita o como no una coca-cola, y por supuesto un cuenco con mas salsa curry, que es un vicio.

A disfrutar.

* Receta adaptada del libro:"Hamburguesas, Bocadillos y Bagels" de Varel Drouet y Pierre-Lous Viel

VIRGINIA

lunes, 14 de julio de 2014

SMOOTHIE DE HIGOS Y AVELLANAS CON JARABE DE ARCE


Me gusta aprovechar los productos de temporada, resultan mas economicos y de mas calidad. Y ahora es tiempo de higos, bueno de brevas, primer fruto de la higuera, los higos vendrá luego al final del verano, de ahí el dicho "de higos a brevas..." . Además hace calorcito, y ¿a quien no le apetece un buen smoothie fresquito y con textura?

Que no sabéis lo que es un smoothie. Un smoothie es básicamente un batido mas cremoso que los batidos habituales debido al empleo habitual de leche, yogurt o derivados y que además incorpora fruta en forma helada o hielo, además de jugos de frutas. Vamos lo que en castizo se viene llamando un batido cremoso y fresco.

Este que hoy os traigo es energético si, pero fresquito muy fresquito e ideal para comenzar bien el día, con un desayuno de auténticos señores, sobre todo los que le dais fuerte al deporte.


La mezcla del dulzor natural de los higos con el jarabe de arce es ideal y nada empalagosa, lo que complementado con el sabor recio de las avellanas perfectas, porque además de sabor le otorgan textura.

La receta sencilla, como la de casi todos los batidos, mezclar y accionar el pulsador de la batidora y listo.


INGREDIENTES:(Para 3 raciones)

- 50 gr. de avellanas tostadas trituradas hasta convertirlas en polvo.
- 3 yogures griegos bien fríos (300 gr. aprox)
- 2 cucharadas de zumo de naranja.
- 4 Cucharadas de Maple Syrup (Sirope de Arce).
- 8 higos frescos hermosos.
- 6 Avellanas tostadas y picadas gruesas.

PREPARACIÓN:

Trituramos las avellanas tostadas hasta convertirlas en polvo.

Añadimos al vaso de la Thx o de la batidora americana, las avellanas molidas, los yogures griegos, el zumo de naranja y el jarabe de arce. Accionamos velocidad 5 durante unos 30 segundos.


Lavamos bien los higos, porque los vamos a triturar con su piel. Los troceamos y los añadimos al vaso con el resto de ingredientes.


Trituramos velocidad 5-7 durante un minuto mas o menos. Levantamos la tapa, mezclamos de nuevo y accionamos otro minuto. Listo.

Si el yogurt estaba bien frío, podemos servirlo de inmediato, sino lo dejamos 1 horita en la nevera y servimos como parte de un desayuno completo, como postre, o como capricho, porque os aseguro que está absolutamente delicioso.


Decoramos con unas avellanas tostadas, picadas groseramente.

Consejos:

- Podéis sustituir el yogurt griego por yogurt normal, pero será menos cremoso. 

- También podemos sustituir el yogurt natural por yogurt de avellanas y así no tenemos que incorporar las avellanas en polvo. 

A disfrutar.

VIRGINIA.

miércoles, 9 de julio de 2014

SANDWICH DE HELADO DE AVELLANAS Y CHOCOLATE



¿Quién creéis que se va a resistir a darle un mordisco a estos sándwiches de helado de avellanas y chocolate? Yo os aseguro que no habrá peque ni mayor que se resista.

Y es que os cuento que me encanta el helado de avellanas, pero es que esta receta que hoy os traigo os puedo asegurar que es uno de los mejores helados que hasta el momento hemos publicado en "Sweet & Sour". Es cierto que no le van a la zaga el sorbete de cerezas, el helado de pistacho, el de helado de plátano asado con salsa de caramelo salado, o el helado de queso stilton, miel y nueces, entre otros muchos de los publicados, pero es que este está de saltar las lágrimas.

Es un helado sencillo, en el que el punto del licor de avellanas y una pasta de avellanas de calidad marcan la diferencia, tanto en sabor como en textura. El toque de miel y la correcta proporción de grasa hacen el resto para encontrarte un helado con un profundo sabor a avellanas y con una textura cremosa y la crujiente a la vez, que se deshace en la boca.


La presentación en versión sandwich, envolviendo unas galletas de mantequilla la crema de helado de avellanas y en la que en cada mordisco te llevas un poco de chocolate fundido helado, lo convierten en un bocado de los mas lujurioso, os lo aseguro.

Lo hemos preparado usando el Neutro de Dayelet para helados, que le aporta un punto cremoso extraordinario, pero como no me gusta que nadie se pueda quedar sin helado, os dejo también la formula tradicional.

Vamos con la receta:


INGREDIENTES: (Para 1 litro de helado y 12 sandwiches)

Formula con Dayalet:

- 500 ml de Nata 35 % m.g. muy fría

- 200 ml de Leche entera muy fría.
- 150 gr. de Pasta de avellana tostada.
- 50 gr. de avellanas tostadas y picadas.
- 1 cucharada de Fragelico o licor de avellanas.
- 120 gr. de Azúcar
- 30 gr. de miel Mil Flores Bee Honey
- 20 gr. de Dayelet Neutro Crema.

Formula tradicional:

- 200 ml de leche 
- 250 ml de nata para montar  (35% MG) 
- 120 azúcar
- 30 gr miel Mil Flores Bee Honey
- 150 g de pasta de avellanas.
- 50 gr. de avellanas tostadas y picadas.
- 1 Cucharadita de Maizena 
- 50 ml de leche 
- 3 yemas de huevo 
- 250 ml de nata para montar (35% MG), muy fría.

Para los sandwiches:

- 24 galletas de mantequilla.
- 120 gr. de chocolate negro para fundir.
- 15 gr. de mantequilla.

PREPARACIÓN:

Preparación con Dayelet:



En la Thx o en un bowl grande con un batidor de mano, mezclamos la leche, la nata, y la miel hasta que la miel se haya disuelto.

Añadimos el azúcar, las avellanas trituradas, Dayelet Neutro Helados y la pasta de avellanas, y volvemos a mezclar a velocidad 3-4 hasta obtener una crema homogénea.

Por último añadimos el licor de avellanas y terminamos de mezclar.

Si la preparación está bien fría se puede llevar directamente a la heladera y mantecar la crema durante 20-30 minutos, según las indicaciones del fabricante. De lo contrario conviene llevarla al frigo previamente. Listo.

Llevar a un recipiente hermético al congelador hasta el momento de consumir.




Como vamos a preparar sandwiches de helado, la mejor forma de congelar la crema es en forma de plancha del grosor que queramos dar a nuestro sandwich. En mi caso forré con film una bandeja apta par el congelador del tamaño que quise y vertí en ella la crema.

De esta forma, luego sólo tendréis que utilizar el cortador del tamaño de la galleta para obtener la forma adecuada.
   
Ojo tened en cuenta que con la utilización de los productos Dayelet, dada la consistencia que da al helado podemos mantenerlo en el congelador durante mas tiempo, sin miedo a que al sacarlo resulte duro y cristalizado y nos cueste cortarlo.

Preparación tradicional: 



Ponemos en un cazo mediano la leche con 250 ml de nata, el azúcar y la miel, hasta que comience a hervir.

En un bowl batimos ligeramente las yemas 

En un vaso, disolvemos la maizena en los 50 ml de leche y la añadimos a las yemas mezclando bien. 

Vertemos la leche y la nata hirviendo sobre esta mezcla, mientras que removemos sin cesar para que no se nos cuaje. 

Colamos la mezcla para retirar los restos de telita del huevo que hayan cuajado, y llevamos de nuevo a fuego medio, removiendo constantemente con una cuchara de madera, hasta que la crema espese ligeramente. Ya sabéis, estará lista cuando al pasar el dedo por la cuchara nos quede una marca.

Retiramos la crema del fuego, añadimos la pasta de avellanas, las avellanas molidas y el licor de avellanas. Mezclamos bien.

Ahora con la crema al frigo  para dejarla enfriar durante al menos 24 horas antes de llevarla a la heladera.

Al día siguiente montamos los 250 ml de nata restantes y mezclamos con movimientos envolventes con nuestra crema fría de avellanas.

Llevamos a la heladera y mantecamos durante unos 30 minutos. 

Listo, debemos conservar nuestro helado en el congelador en un recipiente hermético, y consumirlo cuanto antes para que no pierda cremosidad y no se nos endurezca en demasía, cristalice y nos cueste cortar los círculos de helado para los sandwiches. Aunque en este caso el uso de la miel y el licor ayudará a que el helado cristalice en menor medida.

Eso si, sacarlo 10 minutos antes de preparar los bocaditos del congelador, ya que de lo contrario estará muy duro y se nos romperán los círculos de helado.



Para el montaje de los sandwiches de helado, sacamos la plancha de helado del congelador, dejamos que pierda un poco de dureza y ayudados con un cortador de galletas vamos cortando círculos de helado que ponemos entre dos galletas. 

Cuando tengamos todos los sandwiches listos, introducimos en un tupper y llevamos al congelador durante unos 20-30 minutos. Este paso es fundamental porque al estar los bocaditos muy fríos no se derretirá el helado en contacto con el chocolate fundido.

Entre tanto fundimos el chocolate al baño maría con la mantequilla. Debemos obtener una crema lisa y homogénea.



Sacamos los bocaditos del congelador y vamos bañando uno a uno en el chocolate, solo hasta la mitad de la galleta.

Dejamos secar el chocolate sobre una rejilla, y una vez solidificado el chocolate, llevamos nuestros bocaditos de nuevo al congelador hasta el momento de consumir.

Un bocado absolutamente irresistible. 




Consejos:

1.- La pasta de avellanas, la podéis preparar en casa, triturando avellanas tostadas, hasta conseguir la textura deseada.Yo he utilizado en este caso una pasta de avellanas que consigo en establecimientos de productos biologicos con una calidad extraordinaria.

2.- Como veis en la preparación tradicional tenemos que montar la nata, lo que no es preciso en la versión con Dayelet. Al igual que con Dayelet al no tener que realizar la crema previa en caliente, podemos disponer de nuestro helado prácticamente de inmediato.

3.- Para los que no dispongáis de heladerapodéis también preparar el helado, pero en este caso una vez tengamos la crema final con la nata montada, llevad el helado al congelador media hora y sacarlo y batirlo para evitar la cristalización. Este proceso repetirlo al menos 3 o 4 veces, cada media hora.

4.- En la preparación de helados la utilización de azúcar invertido, glucosa o miel como en este caso (azúcar invertido natural) es muy importante ya que ayuda a evitar la cristalización de los líquidos, del mismo modo que el alcohol, en este caso el licor de avellanas. Es aconsejable sustituir un 20% del total de los azucares por azúcar invertido.

5.- Es fundamental llevar los sandwiches montados al congelador antes de impregnarlos con el chocolate fundido, para estén bien fríos y no se nos derrita el helado en contacto con el chocolate fundido.

6.- Se conservan bien en el congelador en un recipiente hermético y mejor aun si utilizamos en su elaboracion Dayelet Neutro, pues el helado no cristaliza del mismo modo.

A disfrutar.

VIRGINIA
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...